Welcome to my blog! My name is Alejandro del Río and I am an engineer & entrepreneur from Guadalajara, México. I write about technology, startups and code.

ce15ff4
Wed Mar 28 00:43:55 2018 -0600
Add-SPA-article
ae0b2b8
Fri Apr 6 12:25:50 2018 -0500
Rm-eng-and-ita
99735d1
Fri Apr 6 12:34:46 2018 -0500
Add-intro
c1d2a93
Fri Apr 6 12:37:54 2018 -0500
Agregar-conclusi-n
b959e0e
Fri Apr 13 23:46:28 2018 -0500
Test-hr
f17ac7f
Thu Apr 19 21:41:31 2018 -0500
Add-spacings
7602e6d
Sun Sep 23 01:33:28 2018 -0500
Add-lean-startup-blog-image
fd88fd0
Tue Oct 2 19:04:05 2018 -0500
Add-today-is-a-present
893c2ee
Tue Apr 23 12:38:01 2019 -0500
Arregle-el-titulo

eng 8 2015

Lean startup principles

Los emprendedores están en todas partes

Este principio parte de la idea que no es necesario tener en mente el plan de formar una empresa en el futuro. Podemos ser emprendedores desde la misma compañía para la que laboramos en este momento. Un empleado es emprendedor cuando toma la iniciativa de cambiar procesos o llevar ideas innovadoras al área en la que trabaja. Si eres de esas personas que nunca se conforman con hacer únicamente las tareas que le son asignadas dentro de su rutina diaria, y por el contrario, buscas enterarte de qué ocurre dentro y fuera de tu organización o como disminuir los tiempos de entrega en determinado proyecto, puedes considerarte desde ya, un auténtico emprendedor. Ser emprendedor es la manera más rápida de ascender dentro de una compañía y también una gran forma de crecer profesionalmente sin invertir una gran cantidad de dinero.

Por otro lado, están las personas que anhelan tener un negocio propio, llevar a cabo una idea, transformada en la entrega de un producto o servicio. Estos emprendedores en algunos casos inician con un presupuesto muy bajo, o buscan financiamiento para realizar su emprendimiento. También se incluye dentro de los emprendedores aquellos que cuentan con un presupuesto amplio para iniciar una empresa o que en la búsqueda de ampliar su mercado, trabajan en la diversificación de sus productos o servicios.

El emprendimiento es gerencia

El inicio de un nuevo producto requiere de organización y evaluación constante de los resultados. Cuando se lanza una Start Up se debe tener en cuenta que no estamos manejando sólo un producto, sino todo un ecosistema de procesos e información que dependiendo de los resultados y acciones que tomemos a corto plazo puede conducirnos al éxito o fracaso de la empresa.

Pueden darse 3 principales casos dentro de la gestión: el primer resultado, que se obtengan un buen margen de ingresos y se confíe demasiado en la forma en que se ha constituido la empresa y no se hagan cambios, o mejoras por no considerarse necesario. En cierto modo la ilusión del éxito puede conducir al estancamiento y a la falta de metodología para hacer mediciones certeras.

El segundo caso, que ocurra un cambio temprano de los fundadores (como ocurrió con Apple y Steve Jobs hace unos años atrás). Esto trae consecuencias a nivel de imagen, innovación, calidad, etc. Particularmente con Apple, dicho cambio a mediano plazo condujo al retorno de Jobs al frente de la organización. El tercer caso, pero no menos importante, cuando se aprecian los errores cometidos en la producción del producto o prestación del servicio y no se realizan los cambios a tiempo o no se crea una metodología adecuada para reorientar el proceso y conducir la dirección de la empresa hacia un mejor destino.

Es necesario validar el aprendizaje

En la aplicación del método Lean Start Up, el crecimiento de números por si solos, no bastan. Este método persigue además plantearse de qué manera nuestro servicio o producto mejora la vida de los consumidores. ¿De qué depende el factor de crecimiento? ¿Cuál grupo social consume más nuestro producto? ¿Cuál es el alcance total? ¿Cómo podría ser el futuro del producto? Estas y otras preguntas, nos permiten afrontar los posibles riesgos de nuestra empresa con el paso del tiempo.

La validación del aprendizaje se presenta por lo tanto, en forma de datos y estos datos nos deben mostrar que los posibles riesgos de la empresa, han sido cubiertos por el producto actual presente en el mercado.

Innovación contable

Más allá de la contabilidad tradicional, toda Start Up en esta era, necesita de otro tipo de mediciones en el campo administrativo. Con la finalidad de mejorar el progreso y sostener el emprendimiento de una manera responsable, debemos concentrarnos también en el aspecto no tan divertido dentro de este concepto. ¿Y cómo hacerlo? Buscando las preguntas correctas en el momento preciso: ¿Cómo se debe medir el proceso? ¿De qué manera se deben priorizar las tareas? ¿De qué manera definimos las fases o etapas de lanzamiento del producto? Todo esto requiere de un nuevo tipo de contabilidad, un timing, tiempos establecidos de inicio, ejecución y culminación de la obra. Aquí también se mide el comportamiento del consumidor objetivo, su movilización o cambios de preferencias con el tiempo, se toma en cuenta el feedback ofrecido por los consumidores y permite someter a prueba constante el producto, siempre con el objetivo de conseguir mejores rendimientos con el menor desgaste posible. Pero sobre todo para conseguir que nuestro producto no pierda vigencia en el tiempo y estar atentos a los cambios y consecuencias que pudiese afectar también los movimientos de la competencia, en nuestro producto.

Construye - Mide - Aprende

En este punto se concentra el factor más importante dentro del mundo del emprendimiento, comparándolo con las funciones del cuerpo humano, esta parte es el corazón de todo emprendimiento, lo que hace bombear el resto de las ideas y procesos, envuelve toda la mecánica de lanzar un producto al mínimo costo posible, medir el nivel de aceptación o rechazo por parte del consumidor y posteriormente hacer los ajustes necesarios, para mejorar o para descartar la idea (pivotaje, si la empresa decide cambiar o pivotar de estrategia, deberá reiniciar todo el proceso desde cero). Un comienzo exitoso deberá orientarnos hacia la aceleración del sistema de retroalimentación. No es necesario esperar hasta conseguir el producto perfecto, bastará con que sea lo suficiente bueno, para darlo a conocer al mercado y hacer las primeras mediciones, en esto se basa la idea de fail fast. Contrario a lo que algunos piensan no se trata de que debemos fallar rápidamente, o esperar un fracaso desde el inicio, por el contrario, se busca con ello obtener el aprendizaje que nos conduzca al éxito lo más pronto posible. Esto es lo que se conoce como el Producto mínimo viable, a través del cual recogeremos la mayor cantidad de aprendizaje posible en el menor tiempo y al menor esfuerzo.

fast drafting

themes & ideas

eng 8 2015

Lean startup principles

Los emprendedores están en todas partes

Este principio parte de la idea que no es necesario tener en mente el plan de formar una empresa en el futuro. Podemos ser emprendedores desde la misma compañía para la que laboramos en este momento. Un empleado es emprendedor cuando toma la iniciativa de cambiar procesos o llevar ideas innovadoras al área en la que trabaja. Si eres de esas personas que nunca se conforman con hacer únicamente las tareas que le son asignadas dentro de su rutina diaria, y por el contrario, buscas enterarte de qué ocurre dentro y fuera de tu organización o como disminuir los tiempos de entrega en determinado proyecto, puedes considerarte desde ya, un auténtico emprendedor. Ser emprendedor es la manera más rápida de ascender dentro de una compañía y también una gran forma de crecer profesionalmente sin invertir una gran cantidad de dinero.

Por otro lado, están las personas que anhelan tener un negocio propio, llevar a cabo una idea, transformada en la entrega de un producto o servicio. Estos emprendedores en algunos casos inician con un presupuesto muy bajo, o buscan financiamiento para realizar su emprendimiento. También se incluye dentro de los emprendedores aquellos que cuentan con un presupuesto amplio para iniciar una empresa o que en la búsqueda de ampliar su mercado, trabajan en la diversificación de sus productos o servicios.

El emprendimiento es gerencia

El inicio de un nuevo producto requiere de organización y evaluación constante de los resultados. Cuando se lanza una Start Up se debe tener en cuenta que no estamos manejando sólo un producto, sino todo un ecosistema de procesos e información que dependiendo de los resultados y acciones que tomemos a corto plazo puede conducirnos al éxito o fracaso de la empresa.

Pueden darse 3 principales casos dentro de la gestión: el primer resultado, que se obtengan un buen margen de ingresos y se confíe demasiado en la forma en que se ha constituido la empresa y no se hagan cambios, o mejoras por no considerarse necesario. En cierto modo la ilusión del éxito puede conducir al estancamiento y a la falta de metodología para hacer mediciones certeras.

El segundo caso, que ocurra un cambio temprano de los fundadores (como ocurrió con Apple y Steve Jobs hace unos años atrás). Esto trae consecuencias a nivel de imagen, innovación, calidad, etc. Particularmente con Apple, dicho cambio a mediano plazo condujo al retorno de Jobs al frente de la organización. El tercer caso, pero no menos importante, cuando se aprecian los errores cometidos en la producción del producto o prestación del servicio y no se realizan los cambios a tiempo o no se crea una metodología adecuada para reorientar el proceso y conducir la dirección de la empresa hacia un mejor destino.

Es necesario validar el aprendizaje

En la aplicación del método Lean Start Up, el crecimiento de números por si solos, no bastan. Este método persigue además plantearse de qué manera nuestro servicio o producto mejora la vida de los consumidores. ¿De qué depende el factor de crecimiento? ¿Cuál grupo social consume más nuestro producto? ¿Cuál es el alcance total? ¿Cómo podría ser el futuro del producto? Estas y otras preguntas, nos permiten afrontar los posibles riesgos de nuestra empresa con el paso del tiempo.

La validación del aprendizaje se presenta por lo tanto, en forma de datos y estos datos nos deben mostrar que los posibles riesgos de la empresa, han sido cubiertos por el producto actual presente en el mercado.

Innovación contable

Más allá de la contabilidad tradicional, toda Start Up en esta era, necesita de otro tipo de mediciones en el campo administrativo. Con la finalidad de mejorar el progreso y sostener el emprendimiento de una manera responsable, debemos concentrarnos también en el aspecto no tan divertido dentro de este concepto. ¿Y cómo hacerlo? Buscando las preguntas correctas en el momento preciso: ¿Cómo se debe medir el proceso? ¿De qué manera se deben priorizar las tareas? ¿De qué manera definimos las fases o etapas de lanzamiento del producto? Todo esto requiere de un nuevo tipo de contabilidad, un timing, tiempos establecidos de inicio, ejecución y culminación de la obra. Aquí también se mide el comportamiento del consumidor objetivo, su movilización o cambios de preferencias con el tiempo, se toma en cuenta el feedback ofrecido por los consumidores y permite someter a prueba constante el producto, siempre con el objetivo de conseguir mejores rendimientos con el menor desgaste posible. Pero sobre todo para conseguir que nuestro producto no pierda vigencia en el tiempo y estar atentos a los cambios y consecuencias que pudiese afectar también los movimientos de la competencia, en nuestro producto.

Construye - Mide - Aprende

En este punto se concentra el factor más importante dentro del mundo del emprendimiento, comparándolo con las funciones del cuerpo humano, esta parte es el corazón de todo emprendimiento, lo que hace bombear el resto de las ideas y procesos, envuelve toda la mecánica de lanzar un producto al mínimo costo posible, medir el nivel de aceptación o rechazo por parte del consumidor y posteriormente hacer los ajustes necesarios, para mejorar o para descartar la idea (pivotaje, si la empresa decide cambiar o pivotar de estrategia, deberá reiniciar todo el proceso desde cero). Un comienzo exitoso deberá orientarnos hacia la aceleración del sistema de retroalimentación. No es necesario esperar hasta conseguir el producto perfecto, bastará con que sea lo suficiente bueno, para darlo a conocer al mercado y hacer las primeras mediciones, en esto se basa la idea de fail fast. Contrario a lo que algunos piensan no se trata de que debemos fallar rápidamente, o esperar un fracaso desde el inicio, por el contrario, se busca con ello obtener el aprendizaje que nos conduzca al éxito lo más pronto posible. Esto es lo que se conoce como el Producto mínimo viable, a través del cual recogeremos la mayor cantidad de aprendizaje posible en el menor tiempo y al menor esfuerzo.

fast drafting

themes & ideas

eng 8 2015

Lean startup principles

El concepto o la metodología de Lean Start Up, ha ido aumentando su popularidad en los últimos años con la aparición de las Start ups enfocadas en el mercado digital, pocos tienen conocimiento que este método ya tiene varios años aplicándose en empresas como General Electric, Toyota, Dropbox, entre otros. Su objetivo es reducir el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos o servicios, a través de la experimentación, validación e iteración con los clientes. Sus cinco principios nos invitan a conocer más a fondo este proceso.

Los emprendedores están en todas partes

Este principio parte de la idea que no es necesario tener en mente el plan de formar una empresa en el futuro. Podemos ser emprendedores desde la misma compañía para la que laboramos en este momento. Un empleado es emprendedor cuando toma la iniciativa de cambiar procesos o llevar ideas innovadoras al área en la que trabaja. Si eres de esas personas que nunca se conforman con hacer únicamente las tareas que le son asignadas dentro de su rutina diaria, y por el contrario, buscas enterarte de qué ocurre dentro y fuera de tu organización o como disminuir los tiempos de entrega en determinado proyecto, puedes considerarte desde ya, un auténtico emprendedor. Ser emprendedor es la manera más rápida de ascender dentro de una compañía y también una gran forma de crecer profesionalmente sin invertir una gran cantidad de dinero.

Por otro lado, están las personas que anhelan tener un negocio propio, llevar a cabo una idea, transformada en la entrega de un producto o servicio. Estos emprendedores en algunos casos inician con un presupuesto muy bajo, o buscan financiamiento para realizar su emprendimiento. También se incluye dentro de los emprendedores aquellos que cuentan con un presupuesto amplio para iniciar una empresa o que en la búsqueda de ampliar su mercado, trabajan en la diversificación de sus productos o servicios.

El emprendimiento es gerencia

El inicio de un nuevo producto requiere de organización y evaluación constante de los resultados. Cuando se lanza una Start Up se debe tener en cuenta que no estamos manejando sólo un producto, sino todo un ecosistema de procesos e información que dependiendo de los resultados y acciones que tomemos a corto plazo puede conducirnos al éxito o fracaso de la empresa.

Pueden darse 3 principales casos dentro de la gestión: el primer resultado, que se obtengan un buen margen de ingresos y se confíe demasiado en la forma en que se ha constituido la empresa y no se hagan cambios, o mejoras por no considerarse necesario. En cierto modo la ilusión del éxito puede conducir al estancamiento y a la falta de metodología para hacer mediciones certeras.

El segundo caso, que ocurra un cambio temprano de los fundadores (como ocurrió con Apple y Steve Jobs hace unos años atrás). Esto trae consecuencias a nivel de imagen, innovación, calidad, etc. Particularmente con Apple, dicho cambio a mediano plazo condujo al retorno de Jobs al frente de la organización. El tercer caso, pero no menos importante, cuando se aprecian los errores cometidos en la producción del producto o prestación del servicio y no se realizan los cambios a tiempo o no se crea una metodología adecuada para reorientar el proceso y conducir la dirección de la empresa hacia un mejor destino.

Es necesario validar el aprendizaje

En la aplicación del método Lean Start Up, el crecimiento de números por si solos, no bastan. Este método persigue además plantearse de qué manera nuestro servicio o producto mejora la vida de los consumidores. ¿De qué depende el factor de crecimiento? ¿Cuál grupo social consume más nuestro producto? ¿Cuál es el alcance total? ¿Cómo podría ser el futuro del producto? Estas y otras preguntas, nos permiten afrontar los posibles riesgos de nuestra empresa con el paso del tiempo.

La validación del aprendizaje se presenta por lo tanto, en forma de datos y estos datos nos deben mostrar que los posibles riesgos de la empresa, han sido cubiertos por el producto actual presente en el mercado.

Innovación contable

Más allá de la contabilidad tradicional, toda Start Up en esta era, necesita de otro tipo de mediciones en el campo administrativo. Con la finalidad de mejorar el progreso y sostener el emprendimiento de una manera responsable, debemos concentrarnos también en el aspecto no tan divertido dentro de este concepto. ¿Y cómo hacerlo? Buscando las preguntas correctas en el momento preciso: ¿Cómo se debe medir el proceso? ¿De qué manera se deben priorizar las tareas? ¿De qué manera definimos las fases o etapas de lanzamiento del producto? Todo esto requiere de un nuevo tipo de contabilidad, un timing, tiempos establecidos de inicio, ejecución y culminación de la obra. Aquí también se mide el comportamiento del consumidor objetivo, su movilización o cambios de preferencias con el tiempo, se toma en cuenta el feedback ofrecido por los consumidores y permite someter a prueba constante el producto, siempre con el objetivo de conseguir mejores rendimientos con el menor desgaste posible. Pero sobre todo para conseguir que nuestro producto no pierda vigencia en el tiempo y estar atentos a los cambios y consecuencias que pudiese afectar también los movimientos de la competencia, en nuestro producto.

Construye - Mide - Aprende

En este punto se concentra el factor más importante dentro del mundo del emprendimiento, comparándolo con las funciones del cuerpo humano, esta parte es el corazón de todo emprendimiento, lo que hace bombear el resto de las ideas y procesos, envuelve toda la mecánica de lanzar un producto al mínimo costo posible, medir el nivel de aceptación o rechazo por parte del consumidor y posteriormente hacer los ajustes necesarios, para mejorar o para descartar la idea (pivotaje, si la empresa decide cambiar o pivotar de estrategia, deberá reiniciar todo el proceso desde cero). Un comienzo exitoso deberá orientarnos hacia la aceleración del sistema de retroalimentación. No es necesario esperar hasta conseguir el producto perfecto, bastará con que sea lo suficiente bueno, para darlo a conocer al mercado y hacer las primeras mediciones, en esto se basa la idea de fail fast. Contrario a lo que algunos piensan no se trata de que debemos fallar rápidamente, o esperar un fracaso desde el inicio, por el contrario, se busca con ello obtener el aprendizaje que nos conduzca al éxito lo más pronto posible. Esto es lo que se conoce como el Producto mínimo viable, a través del cual recogeremos la mayor cantidad de aprendizaje posible en el menor tiempo y al menor esfuerzo.

fast drafting

themes & ideas

eng 8 2015

Lean startup principles

El concepto o la metodología de Lean Start Up, ha ido aumentando su popularidad en los últimos años con la aparición de las Start ups enfocadas en el mercado digital, pocos tienen conocimiento que este método ya tiene varios años aplicándose en empresas como General Electric, Toyota, Dropbox, entre otros. Su objetivo es reducir el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos o servicios, a través de la experimentación, validación e iteración con los clientes. Sus cinco principios nos invitan a conocer más a fondo este proceso.

Los emprendedores están en todas partes

Este principio parte de la idea que no es necesario tener en mente el plan de formar una empresa en el futuro. Podemos ser emprendedores desde la misma compañía para la que laboramos en este momento. Un empleado es emprendedor cuando toma la iniciativa de cambiar procesos o llevar ideas innovadoras al área en la que trabaja. Si eres de esas personas que nunca se conforman con hacer únicamente las tareas que le son asignadas dentro de su rutina diaria, y por el contrario, buscas enterarte de qué ocurre dentro y fuera de tu organización o como disminuir los tiempos de entrega en determinado proyecto, puedes considerarte desde ya, un auténtico emprendedor. Ser emprendedor es la manera más rápida de ascender dentro de una compañía y también una gran forma de crecer profesionalmente sin invertir una gran cantidad de dinero.

Por otro lado, están las personas que anhelan tener un negocio propio, llevar a cabo una idea, transformada en la entrega de un producto o servicio. Estos emprendedores en algunos casos inician con un presupuesto muy bajo, o buscan financiamiento para realizar su emprendimiento. También se incluye dentro de los emprendedores aquellos que cuentan con un presupuesto amplio para iniciar una empresa o que en la búsqueda de ampliar su mercado, trabajan en la diversificación de sus productos o servicios.

El emprendimiento es gerencia

El inicio de un nuevo producto requiere de organización y evaluación constante de los resultados. Cuando se lanza una Start Up se debe tener en cuenta que no estamos manejando sólo un producto, sino todo un ecosistema de procesos e información que dependiendo de los resultados y acciones que tomemos a corto plazo puede conducirnos al éxito o fracaso de la empresa.

Pueden darse 3 principales casos dentro de la gestión: el primer resultado, que se obtengan un buen margen de ingresos y se confíe demasiado en la forma en que se ha constituido la empresa y no se hagan cambios, o mejoras por no considerarse necesario. En cierto modo la ilusión del éxito puede conducir al estancamiento y a la falta de metodología para hacer mediciones certeras.

El segundo caso, que ocurra un cambio temprano de los fundadores (como ocurrió con Apple y Steve Jobs hace unos años atrás). Esto trae consecuencias a nivel de imagen, innovación, calidad, etc. Particularmente con Apple, dicho cambio a mediano plazo condujo al retorno de Jobs al frente de la organización. El tercer caso, pero no menos importante, cuando se aprecian los errores cometidos en la producción del producto o prestación del servicio y no se realizan los cambios a tiempo o no se crea una metodología adecuada para reorientar el proceso y conducir la dirección de la empresa hacia un mejor destino.

Es necesario validar el aprendizaje

En la aplicación del método Lean Start Up, el crecimiento de números por si solos, no bastan. Este método persigue además plantearse de qué manera nuestro servicio o producto mejora la vida de los consumidores. ¿De qué depende el factor de crecimiento? ¿Cuál grupo social consume más nuestro producto? ¿Cuál es el alcance total? ¿Cómo podría ser el futuro del producto? Estas y otras preguntas, nos permiten afrontar los posibles riesgos de nuestra empresa con el paso del tiempo.

La validación del aprendizaje se presenta por lo tanto, en forma de datos y estos datos nos deben mostrar que los posibles riesgos de la empresa, han sido cubiertos por el producto actual presente en el mercado.

Innovación contable

Más allá de la contabilidad tradicional, toda Start Up en esta era, necesita de otro tipo de mediciones en el campo administrativo. Con la finalidad de mejorar el progreso y sostener el emprendimiento de una manera responsable, debemos concentrarnos también en el aspecto no tan divertido dentro de este concepto. ¿Y cómo hacerlo? Buscando las preguntas correctas en el momento preciso: ¿Cómo se debe medir el proceso? ¿De qué manera se deben priorizar las tareas? ¿De qué manera definimos las fases o etapas de lanzamiento del producto? Todo esto requiere de un nuevo tipo de contabilidad, un timing, tiempos establecidos de inicio, ejecución y culminación de la obra. Aquí también se mide el comportamiento del consumidor objetivo, su movilización o cambios de preferencias con el tiempo, se toma en cuenta el feedback ofrecido por los consumidores y permite someter a prueba constante el producto, siempre con el objetivo de conseguir mejores rendimientos con el menor desgaste posible. Pero sobre todo para conseguir que nuestro producto no pierda vigencia en el tiempo y estar atentos a los cambios y consecuencias que pudiese afectar también los movimientos de la competencia, en nuestro producto.

Construye - Mide - Aprende

En este punto se concentra el factor más importante dentro del mundo del emprendimiento, comparándolo con las funciones del cuerpo humano, esta parte es el corazón de todo emprendimiento, lo que hace bombear el resto de las ideas y procesos, envuelve toda la mecánica de lanzar un producto al mínimo costo posible, medir el nivel de aceptación o rechazo por parte del consumidor y posteriormente hacer los ajustes necesarios, para mejorar o para descartar la idea (pivotaje, si la empresa decide cambiar o pivotar de estrategia, deberá reiniciar todo el proceso desde cero). Un comienzo exitoso deberá orientarnos hacia la aceleración del sistema de retroalimentación. No es necesario esperar hasta conseguir el producto perfecto, bastará con que sea lo suficiente bueno, para darlo a conocer al mercado y hacer las primeras mediciones, en esto se basa la idea de fail fast. Contrario a lo que algunos piensan no se trata de que debemos fallar rápidamente, o esperar un fracaso desde el inicio, por el contrario, se busca con ello obtener el aprendizaje que nos conduzca al éxito lo más pronto posible. Esto es lo que se conoce como el Producto mínimo viable, a través del cual recogeremos la mayor cantidad de aprendizaje posible en el menor tiempo y al menor esfuerzo.

Para cerrar, el emprendimiento sólo requiere de determinación, disciplina y compromiso, deseos de empezar a hacer o de mejorar algo ya existente. Un ejemplo de esto lo apreciamos en la empresa Dropbox, partieron de un producto mínimo viable (MVP), el diseño de 3 simples pantallas, de la idea que posteriormente se convertiría en la herramienta que hoy conocemos, lo publicaron en Hackers News en el año 2007 y lograron captar la atención inmediata, con muy buen feedback que les permitió seguir desarrollando el proyecto. Inicialmente presentaron una página de inicio muy básica que motivaba a la gente a registrarse, un video demo y lograron que su lista de espera pasara de 5,000 a 75,000 en un solo día.

fast drafting

themes & ideas

eng 8 2015

Lean startup principles

El concepto o la metodología de Lean Start Up, ha ido aumentando su popularidad en los últimos años con la aparición de las Start ups enfocadas en el mercado digital, pocos tienen conocimiento que este método ya tiene varios años aplicándose en empresas como General Electric, Toyota, Dropbox, entre otros. Su objetivo es reducir el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos o servicios, a través de la experimentación, validación e iteración con los clientes. Sus cinco principios nos invitan a conocer más a fondo este proceso.

Los emprendedores están en todas partes

Este principio parte de la idea que no es necesario tener en mente el plan de formar una empresa en el futuro. Podemos ser emprendedores desde la misma compañía para la que laboramos en este momento. Un empleado es emprendedor cuando toma la iniciativa de cambiar procesos o llevar ideas innovadoras al área en la que trabaja. Si eres de esas personas que nunca se conforman con hacer únicamente las tareas que le son asignadas dentro de su rutina diaria, y por el contrario, buscas enterarte de qué ocurre dentro y fuera de tu organización o como disminuir los tiempos de entrega en determinado proyecto, puedes considerarte desde ya, un auténtico emprendedor. Ser emprendedor es la manera más rápida de ascender dentro de una compañía y también una gran forma de crecer profesionalmente sin invertir una gran cantidad de dinero.

Por otro lado, están las personas que anhelan tener un negocio propio, llevar a cabo una idea, transformada en la entrega de un producto o servicio. Estos emprendedores en algunos casos inician con un presupuesto muy bajo, o buscan financiamiento para realizar su emprendimiento. También se incluye dentro de los emprendedores aquellos que cuentan con un presupuesto amplio para iniciar una empresa o que en la búsqueda de ampliar su mercado, trabajan en la diversificación de sus productos o servicios.

El emprendimiento es gerencia

El inicio de un nuevo producto requiere de organización y evaluación constante de los resultados. Cuando se lanza una Start Up se debe tener en cuenta que no estamos manejando sólo un producto, sino todo un ecosistema de procesos e información que dependiendo de los resultados y acciones que tomemos a corto plazo puede conducirnos al éxito o fracaso de la empresa.

Pueden darse 3 principales casos dentro de la gestión: el primer resultado, que se obtengan un buen margen de ingresos y se confíe demasiado en la forma en que se ha constituido la empresa y no se hagan cambios, o mejoras por no considerarse necesario. En cierto modo la ilusión del éxito puede conducir al estancamiento y a la falta de metodología para hacer mediciones certeras.

El segundo caso, que ocurra un cambio temprano de los fundadores (como ocurrió con Apple y Steve Jobs hace unos años atrás). Esto trae consecuencias a nivel de imagen, innovación, calidad, etc. Particularmente con Apple, dicho cambio a mediano plazo condujo al retorno de Jobs al frente de la organización. El tercer caso, pero no menos importante, cuando se aprecian los errores cometidos en la producción del producto o prestación del servicio y no se realizan los cambios a tiempo o no se crea una metodología adecuada para reorientar el proceso y conducir la dirección de la empresa hacia un mejor destino.

Es necesario validar el aprendizaje

En la aplicación del método Lean Start Up, el crecimiento de números por si solos, no bastan. Este método persigue además plantearse de qué manera nuestro servicio o producto mejora la vida de los consumidores. ¿De qué depende el factor de crecimiento? ¿Cuál grupo social consume más nuestro producto? ¿Cuál es el alcance total? ¿Cómo podría ser el futuro del producto? Estas y otras preguntas, nos permiten afrontar los posibles riesgos de nuestra empresa con el paso del tiempo.

La validación del aprendizaje se presenta por lo tanto, en forma de datos y estos datos nos deben mostrar que los posibles riesgos de la empresa, han sido cubiertos por el producto actual presente en el mercado.

Innovación contable

Más allá de la contabilidad tradicional, toda Start Up en esta era, necesita de otro tipo de mediciones en el campo administrativo. Con la finalidad de mejorar el progreso y sostener el emprendimiento de una manera responsable, debemos concentrarnos también en el aspecto no tan divertido dentro de este concepto. ¿Y cómo hacerlo? Buscando las preguntas correctas en el momento preciso: ¿Cómo se debe medir el proceso? ¿De qué manera se deben priorizar las tareas? ¿De qué manera definimos las fases o etapas de lanzamiento del producto? Todo esto requiere de un nuevo tipo de contabilidad, un timing, tiempos establecidos de inicio, ejecución y culminación de la obra. Aquí también se mide el comportamiento del consumidor objetivo, su movilización o cambios de preferencias con el tiempo, se toma en cuenta el feedback ofrecido por los consumidores y permite someter a prueba constante el producto, siempre con el objetivo de conseguir mejores rendimientos con el menor desgaste posible. Pero sobre todo para conseguir que nuestro producto no pierda vigencia en el tiempo y estar atentos a los cambios y consecuencias que pudiese afectar también los movimientos de la competencia, en nuestro producto.

Construye - Mide - Aprende

En este punto se concentra el factor más importante dentro del mundo del emprendimiento, comparándolo con las funciones del cuerpo humano, esta parte es el corazón de todo emprendimiento, lo que hace bombear el resto de las ideas y procesos, envuelve toda la mecánica de lanzar un producto al mínimo costo posible, medir el nivel de aceptación o rechazo por parte del consumidor y posteriormente hacer los ajustes necesarios, para mejorar o para descartar la idea (pivotaje, si la empresa decide cambiar o pivotar de estrategia, deberá reiniciar todo el proceso desde cero). Un comienzo exitoso deberá orientarnos hacia la aceleración del sistema de retroalimentación. No es necesario esperar hasta conseguir el producto perfecto, bastará con que sea lo suficiente bueno, para darlo a conocer al mercado y hacer las primeras mediciones, en esto se basa la idea de fail fast. Contrario a lo que algunos piensan no se trata de que debemos fallar rápidamente, o esperar un fracaso desde el inicio, por el contrario, se busca con ello obtener el aprendizaje que nos conduzca al éxito lo más pronto posible. Esto es lo que se conoce como el Producto mínimo viable, a través del cual recogeremos la mayor cantidad de aprendizaje posible en el menor tiempo y al menor esfuerzo.


Para cerrar, el emprendimiento sólo requiere de determinación, disciplina y compromiso, deseos de empezar a hacer o de mejorar algo ya existente. Un ejemplo de esto lo apreciamos en la empresa Dropbox, partieron de un producto mínimo viable (MVP), el diseño de 3 simples pantallas, de la idea que posteriormente se convertiría en la herramienta que hoy conocemos, lo publicaron en Hackers News en el año 2007 y lograron captar la atención inmediata, con muy buen feedback que les permitió seguir desarrollando el proyecto. Inicialmente presentaron una página de inicio muy básica que motivaba a la gente a registrarse, un video demo y lograron que su lista de espera pasara de 5,000 a 75,000 en un solo día.

fast drafting

themes & ideas

eng 8 2015

Lean startup principles

El concepto o la metodología de Lean Start Up, ha ido aumentando su popularidad en los últimos años con la aparición de las Start ups enfocadas en el mercado digital, pocos tienen conocimiento que este método ya tiene varios años aplicándose en empresas como General Electric, Toyota, Dropbox, entre otros. Su objetivo es reducir el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos o servicios, a través de la experimentación, validación e iteración con los clientes. Sus cinco principios nos invitan a conocer más a fondo este proceso.


Los emprendedores están en todas partes

Este principio parte de la idea que no es necesario tener en mente el plan de formar una empresa en el futuro. Podemos ser emprendedores desde la misma compañía para la que laboramos en este momento. Un empleado es emprendedor cuando toma la iniciativa de cambiar procesos o llevar ideas innovadoras al área en la que trabaja. Si eres de esas personas que nunca se conforman con hacer únicamente las tareas que le son asignadas dentro de su rutina diaria, y por el contrario, buscas enterarte de qué ocurre dentro y fuera de tu organización o como disminuir los tiempos de entrega en determinado proyecto, puedes considerarte desde ya, un auténtico emprendedor. Ser emprendedor es la manera más rápida de ascender dentro de una compañía y también una gran forma de crecer profesionalmente sin invertir una gran cantidad de dinero.

Por otro lado, están las personas que anhelan tener un negocio propio, llevar a cabo una idea, transformada en la entrega de un producto o servicio. Estos emprendedores en algunos casos inician con un presupuesto muy bajo, o buscan financiamiento para realizar su emprendimiento. También se incluye dentro de los emprendedores aquellos que cuentan con un presupuesto amplio para iniciar una empresa o que en la búsqueda de ampliar su mercado, trabajan en la diversificación de sus productos o servicios.

El emprendimiento es gerencia

El inicio de un nuevo producto requiere de organización y evaluación constante de los resultados. Cuando se lanza una Start Up se debe tener en cuenta que no estamos manejando sólo un producto, sino todo un ecosistema de procesos e información que dependiendo de los resultados y acciones que tomemos a corto plazo puede conducirnos al éxito o fracaso de la empresa.

Pueden darse 3 principales casos dentro de la gestión: el primer resultado, que se obtengan un buen margen de ingresos y se confíe demasiado en la forma en que se ha constituido la empresa y no se hagan cambios, o mejoras por no considerarse necesario. En cierto modo la ilusión del éxito puede conducir al estancamiento y a la falta de metodología para hacer mediciones certeras.

El segundo caso, que ocurra un cambio temprano de los fundadores (como ocurrió con Apple y Steve Jobs hace unos años atrás). Esto trae consecuencias a nivel de imagen, innovación, calidad, etc. Particularmente con Apple, dicho cambio a mediano plazo condujo al retorno de Jobs al frente de la organización. El tercer caso, pero no menos importante, cuando se aprecian los errores cometidos en la producción del producto o prestación del servicio y no se realizan los cambios a tiempo o no se crea una metodología adecuada para reorientar el proceso y conducir la dirección de la empresa hacia un mejor destino.

Es necesario validar el aprendizaje

En la aplicación del método Lean Start Up, el crecimiento de números por si solos, no bastan. Este método persigue además plantearse de qué manera nuestro servicio o producto mejora la vida de los consumidores. ¿De qué depende el factor de crecimiento? ¿Cuál grupo social consume más nuestro producto? ¿Cuál es el alcance total? ¿Cómo podría ser el futuro del producto? Estas y otras preguntas, nos permiten afrontar los posibles riesgos de nuestra empresa con el paso del tiempo.

La validación del aprendizaje se presenta por lo tanto, en forma de datos y estos datos nos deben mostrar que los posibles riesgos de la empresa, han sido cubiertos por el producto actual presente en el mercado.

Innovación contable

Más allá de la contabilidad tradicional, toda Start Up en esta era, necesita de otro tipo de mediciones en el campo administrativo. Con la finalidad de mejorar el progreso y sostener el emprendimiento de una manera responsable, debemos concentrarnos también en el aspecto no tan divertido dentro de este concepto. ¿Y cómo hacerlo? Buscando las preguntas correctas en el momento preciso: ¿Cómo se debe medir el proceso? ¿De qué manera se deben priorizar las tareas? ¿De qué manera definimos las fases o etapas de lanzamiento del producto? Todo esto requiere de un nuevo tipo de contabilidad, un timing, tiempos establecidos de inicio, ejecución y culminación de la obra.

Aquí también se mide el comportamiento del consumidor objetivo, su movilización o cambios de preferencias con el tiempo, se toma en cuenta el feedback ofrecido por los consumidores y permite someter a prueba constante el producto, siempre con el objetivo de conseguir mejores rendimientos con el menor desgaste posible. Pero sobre todo para conseguir que nuestro producto no pierda vigencia en el tiempo y estar atentos a los cambios y consecuencias que pudiese afectar también los movimientos de la competencia, en nuestro producto.

Construye - Mide - Aprende

En este punto se concentra el factor más importante dentro del mundo del emprendimiento, comparándolo con las funciones del cuerpo humano, esta parte es el corazón de todo emprendimiento, lo que hace bombear el resto de las ideas y procesos, envuelve toda la mecánica de lanzar un producto al mínimo costo posible, medir el nivel de aceptación o rechazo por parte del consumidor y posteriormente hacer los ajustes necesarios, para mejorar o para descartar la idea (pivotaje, si la empresa decide cambiar o pivotar de estrategia, deberá reiniciar todo el proceso desde cero).

Un comienzo exitoso deberá orientarnos hacia la aceleración del sistema de retroalimentación. No es necesario esperar hasta conseguir el producto perfecto, bastará con que sea lo suficiente bueno, para darlo a conocer al mercado y hacer las primeras mediciones, en esto se basa la idea de fail fast. Contrario a lo que algunos piensan no se trata de que debemos fallar rápidamente, o esperar un fracaso desde el inicio, por el contrario, se busca con ello obtener el aprendizaje que nos conduzca al éxito lo más pronto posible. Esto es lo que se conoce como el Producto mínimo viable, a través del cual recogeremos la mayor cantidad de aprendizaje posible en el menor tiempo y al menor esfuerzo.


En suma, el emprendimiento requiere de determinación, disciplina y compromiso, deseos de empezar a hacer o de mejorar algo ya existente. Un ejemplo de esto lo apreciamos en la empresa Dropbox, partieron de un producto mínimo viable (MVP), el diseño de 3 simples pantallas, de la idea que posteriormente se convertiría en la herramienta que hoy conocemos, lo publicaron en Hackers News en el año 2007 y lograron captar la atención inmediata, con muy buen feedback que les permitió seguir desarrollando el proyecto. Inicialmente presentaron una página de inicio muy básica que motivaba a la gente a registrarse, un video demo y lograron que su lista de espera pasara de 5,000 a 75,000 en un solo día.

fast drafting

themes & ideas

eng 8 2015

Lean startup principles

El concepto o la metodología de Lean Start Up, ha ido aumentando su popularidad en los últimos años con la aparición de las Start ups enfocadas en el mercado digital, pocos tienen conocimiento que este método ya tiene varios años aplicándose en empresas como General Electric, Toyota, Dropbox, entre otros. Su objetivo es reducir el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos o servicios, a través de la experimentación, validación e iteración con los clientes. Sus cinco principios nos invitan a conocer más a fondo este proceso.


Los emprendedores están en todas partes

Este principio parte de la idea que no es necesario tener en mente el plan de formar una empresa en el futuro. Podemos ser emprendedores desde la misma compañía para la que laboramos en este momento. Un empleado es emprendedor cuando toma la iniciativa de cambiar procesos o llevar ideas innovadoras al área en la que trabaja. Si eres de esas personas que nunca se conforman con hacer únicamente las tareas que le son asignadas dentro de su rutina diaria, y por el contrario, buscas enterarte de qué ocurre dentro y fuera de tu organización o como disminuir los tiempos de entrega en determinado proyecto, puedes considerarte desde ya, un auténtico emprendedor. Ser emprendedor es la manera más rápida de ascender dentro de una compañía y también una gran forma de crecer profesionalmente sin invertir una gran cantidad de dinero.

Por otro lado, están las personas que anhelan tener un negocio propio, llevar a cabo una idea, transformada en la entrega de un producto o servicio. Estos emprendedores en algunos casos inician con un presupuesto muy bajo, o buscan financiamiento para realizar su emprendimiento. También se incluye dentro de los emprendedores aquellos que cuentan con un presupuesto amplio para iniciar una empresa o que en la búsqueda de ampliar su mercado, trabajan en la diversificación de sus productos o servicios.

El emprendimiento es gerencia

El inicio de un nuevo producto requiere de organización y evaluación constante de los resultados. Cuando se lanza una Start Up se debe tener en cuenta que no estamos manejando sólo un producto, sino todo un ecosistema de procesos e información que dependiendo de los resultados y acciones que tomemos a corto plazo puede conducirnos al éxito o fracaso de la empresa.

Pueden darse 3 principales casos dentro de la gestión: el primer resultado, que se obtengan un buen margen de ingresos y se confíe demasiado en la forma en que se ha constituido la empresa y no se hagan cambios, o mejoras por no considerarse necesario. En cierto modo la ilusión del éxito puede conducir al estancamiento y a la falta de metodología para hacer mediciones certeras.

El segundo caso, que ocurra un cambio temprano de los fundadores (como ocurrió con Apple y Steve Jobs hace unos años atrás). Esto trae consecuencias a nivel de imagen, innovación, calidad, etc. Particularmente con Apple, dicho cambio a mediano plazo condujo al retorno de Jobs al frente de la organización. El tercer caso, pero no menos importante, cuando se aprecian los errores cometidos en la producción del producto o prestación del servicio y no se realizan los cambios a tiempo o no se crea una metodología adecuada para reorientar el proceso y conducir la dirección de la empresa hacia un mejor destino.

Es necesario validar el aprendizaje

En la aplicación del método Lean Start Up, el crecimiento de números por si solos, no bastan. Este método persigue además plantearse de qué manera nuestro servicio o producto mejora la vida de los consumidores. ¿De qué depende el factor de crecimiento? ¿Cuál grupo social consume más nuestro producto? ¿Cuál es el alcance total? ¿Cómo podría ser el futuro del producto? Estas y otras preguntas, nos permiten afrontar los posibles riesgos de nuestra empresa con el paso del tiempo.

La validación del aprendizaje se presenta por lo tanto, en forma de datos y estos datos nos deben mostrar que los posibles riesgos de la empresa, han sido cubiertos por el producto actual presente en el mercado.

Innovación contable

Más allá de la contabilidad tradicional, toda Start Up en esta era, necesita de otro tipo de mediciones en el campo administrativo. Con la finalidad de mejorar el progreso y sostener el emprendimiento de una manera responsable, debemos concentrarnos también en el aspecto no tan divertido dentro de este concepto. ¿Y cómo hacerlo? Buscando las preguntas correctas en el momento preciso: ¿Cómo se debe medir el proceso? ¿De qué manera se deben priorizar las tareas? ¿De qué manera definimos las fases o etapas de lanzamiento del producto? Todo esto requiere de un nuevo tipo de contabilidad, un timing, tiempos establecidos de inicio, ejecución y culminación de la obra.

Aquí también se mide el comportamiento del consumidor objetivo, su movilización o cambios de preferencias con el tiempo, se toma en cuenta el feedback ofrecido por los consumidores y permite someter a prueba constante el producto, siempre con el objetivo de conseguir mejores rendimientos con el menor desgaste posible. Pero sobre todo para conseguir que nuestro producto no pierda vigencia en el tiempo y estar atentos a los cambios y consecuencias que pudiese afectar también los movimientos de la competencia, en nuestro producto.

Construye - Mide - Aprende

En este punto se concentra el factor más importante dentro del mundo del emprendimiento, comparándolo con las funciones del cuerpo humano, esta parte es el corazón de todo emprendimiento, lo que hace bombear el resto de las ideas y procesos, envuelve toda la mecánica de lanzar un producto al mínimo costo posible, medir el nivel de aceptación o rechazo por parte del consumidor y posteriormente hacer los ajustes necesarios, para mejorar o para descartar la idea (pivotaje, si la empresa decide cambiar o pivotar de estrategia, deberá reiniciar todo el proceso desde cero).

Un comienzo exitoso deberá orientarnos hacia la aceleración del sistema de retroalimentación. No es necesario esperar hasta conseguir el producto perfecto, bastará con que sea lo suficiente bueno, para darlo a conocer al mercado y hacer las primeras mediciones, en esto se basa la idea de fail fast. Contrario a lo que algunos piensan no se trata de que debemos fallar rápidamente, o esperar un fracaso desde el inicio, por el contrario, se busca con ello obtener el aprendizaje que nos conduzca al éxito lo más pronto posible. Esto es lo que se conoce como el Producto mínimo viable, a través del cual recogeremos la mayor cantidad de aprendizaje posible en el menor tiempo y al menor esfuerzo.


En suma, el emprendimiento requiere de determinación, disciplina y compromiso, deseos de empezar a hacer o de mejorar algo ya existente. Un ejemplo de esto lo apreciamos en la empresa Dropbox, partieron de un producto mínimo viable (MVP), el diseño de 3 simples pantallas, de la idea que posteriormente se convertiría en la herramienta que hoy conocemos, lo publicaron en Hackers News en el año 2007 y lograron captar la atención inmediata, con muy buen feedback que les permitió seguir desarrollando el proyecto. Inicialmente presentaron una página de inicio muy básica que motivaba a la gente a registrarse, un video demo y lograron que su lista de espera pasara de 5,000 a 75,000 en un solo día.

fast drafting

themes & ideas

eng 8 2015

Lean startup principles

El concepto o la metodología de Lean Start Up, ha ido aumentando su popularidad en los últimos años con la aparición de las Start ups enfocadas en el mercado digital, pocos tienen conocimiento que este método ya tiene varios años aplicándose en empresas como General Electric, Toyota, Dropbox, entre otros. Su objetivo es reducir el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos o servicios, a través de la experimentación, validación e iteración con los clientes. Sus cinco principios nos invitan a conocer más a fondo este proceso.


Los emprendedores están en todas partes

Este principio parte de la idea que no es necesario tener en mente el plan de formar una empresa en el futuro. Podemos ser emprendedores desde la misma compañía para la que laboramos en este momento. Un empleado es emprendedor cuando toma la iniciativa de cambiar procesos o llevar ideas innovadoras al área en la que trabaja. Si eres de esas personas que nunca se conforman con hacer únicamente las tareas que le son asignadas dentro de su rutina diaria, y por el contrario, buscas enterarte de qué ocurre dentro y fuera de tu organización o como disminuir los tiempos de entrega en determinado proyecto, puedes considerarte desde ya, un auténtico emprendedor. Ser emprendedor es la manera más rápida de ascender dentro de una compañía y también una gran forma de crecer profesionalmente sin invertir una gran cantidad de dinero.

Por otro lado, están las personas que anhelan tener un negocio propio, llevar a cabo una idea, transformada en la entrega de un producto o servicio. Estos emprendedores en algunos casos inician con un presupuesto muy bajo, o buscan financiamiento para realizar su emprendimiento. También se incluye dentro de los emprendedores aquellos que cuentan con un presupuesto amplio para iniciar una empresa o que en la búsqueda de ampliar su mercado, trabajan en la diversificación de sus productos o servicios.

El emprendimiento es gerencia

El inicio de un nuevo producto requiere de organización y evaluación constante de los resultados. Cuando se lanza una Start Up se debe tener en cuenta que no estamos manejando sólo un producto, sino todo un ecosistema de procesos e información que dependiendo de los resultados y acciones que tomemos a corto plazo puede conducirnos al éxito o fracaso de la empresa.

Pueden darse 3 principales casos dentro de la gestión: el primer resultado, que se obtengan un buen margen de ingresos y se confíe demasiado en la forma en que se ha constituido la empresa y no se hagan cambios, o mejoras por no considerarse necesario. En cierto modo la ilusión del éxito puede conducir al estancamiento y a la falta de metodología para hacer mediciones certeras.

El segundo caso, que ocurra un cambio temprano de los fundadores (como ocurrió con Apple y Steve Jobs hace unos años atrás). Esto trae consecuencias a nivel de imagen, innovación, calidad, etc. Particularmente con Apple, dicho cambio a mediano plazo condujo al retorno de Jobs al frente de la organización. El tercer caso, pero no menos importante, cuando se aprecian los errores cometidos en la producción del producto o prestación del servicio y no se realizan los cambios a tiempo o no se crea una metodología adecuada para reorientar el proceso y conducir la dirección de la empresa hacia un mejor destino.

Es necesario validar el aprendizaje

En la aplicación del método Lean Start Up, el crecimiento de números por si solos, no bastan. Este método persigue además plantearse de qué manera nuestro servicio o producto mejora la vida de los consumidores. ¿De qué depende el factor de crecimiento? ¿Cuál grupo social consume más nuestro producto? ¿Cuál es el alcance total? ¿Cómo podría ser el futuro del producto? Estas y otras preguntas, nos permiten afrontar los posibles riesgos de nuestra empresa con el paso del tiempo.

La validación del aprendizaje se presenta por lo tanto, en forma de datos y estos datos nos deben mostrar que los posibles riesgos de la empresa, han sido cubiertos por el producto actual presente en el mercado.

Innovación contable

Más allá de la contabilidad tradicional, toda Start Up en esta era, necesita de otro tipo de mediciones en el campo administrativo. Con la finalidad de mejorar el progreso y sostener el emprendimiento de una manera responsable, debemos concentrarnos también en el aspecto no tan divertido dentro de este concepto. ¿Y cómo hacerlo? Buscando las preguntas correctas en el momento preciso: ¿Cómo se debe medir el proceso? ¿De qué manera se deben priorizar las tareas? ¿De qué manera definimos las fases o etapas de lanzamiento del producto? Todo esto requiere de un nuevo tipo de contabilidad, un timing, tiempos establecidos de inicio, ejecución y culminación de la obra.

Aquí también se mide el comportamiento del consumidor objetivo, su movilización o cambios de preferencias con el tiempo, se toma en cuenta el feedback ofrecido por los consumidores y permite someter a prueba constante el producto, siempre con el objetivo de conseguir mejores rendimientos con el menor desgaste posible. Pero sobre todo para conseguir que nuestro producto no pierda vigencia en el tiempo y estar atentos a los cambios y consecuencias que pudiese afectar también los movimientos de la competencia, en nuestro producto.

Construye - Mide - Aprende

En este punto se concentra el factor más importante dentro del mundo del emprendimiento, comparándolo con las funciones del cuerpo humano, esta parte es el corazón de todo emprendimiento, lo que hace bombear el resto de las ideas y procesos, envuelve toda la mecánica de lanzar un producto al mínimo costo posible, medir el nivel de aceptación o rechazo por parte del consumidor y posteriormente hacer los ajustes necesarios, para mejorar o para descartar la idea (pivotaje, si la empresa decide cambiar o pivotar de estrategia, deberá reiniciar todo el proceso desde cero).

Un comienzo exitoso deberá orientarnos hacia la aceleración del sistema de retroalimentación. No es necesario esperar hasta conseguir el producto perfecto, bastará con que sea lo suficiente bueno, para darlo a conocer al mercado y hacer las primeras mediciones, en esto se basa la idea de fail fast. Contrario a lo que algunos piensan no se trata de que debemos fallar rápidamente, o esperar un fracaso desde el inicio, por el contrario, se busca con ello obtener el aprendizaje que nos conduzca al éxito lo más pronto posible. Esto es lo que se conoce como el Producto mínimo viable, a través del cual recogeremos la mayor cantidad de aprendizaje posible en el menor tiempo y al menor esfuerzo.


En suma, el emprendimiento requiere de determinación, disciplina y compromiso, deseos de empezar a hacer o de mejorar algo ya existente. Un ejemplo de esto lo apreciamos en la empresa Dropbox, partieron de un producto mínimo viable (MVP), el diseño de 3 simples pantallas, de la idea que posteriormente se convertiría en la herramienta que hoy conocemos, lo publicaron en Hackers News en el año 2007 y lograron captar la atención inmediata, con muy buen feedback que les permitió seguir desarrollando el proyecto. Inicialmente presentaron una página de inicio muy básica que motivaba a la gente a registrarse, un video demo y lograron que su lista de espera pasara de 5,000 a 75,000 en un solo día.

fast drafting

themes & ideas

eng 8 2015

Principios de Lean Startup

El concepto o la metodología de Lean Start Up, ha ido aumentando su popularidad en los últimos años con la aparición de las Start ups enfocadas en el mercado digital, pocos tienen conocimiento que este método ya tiene varios años aplicándose en empresas como General Electric, Toyota, Dropbox, entre otros. Su objetivo es reducir el riesgo en el lanzamiento de nuevos productos o servicios, a través de la experimentación, validación e iteración con los clientes. Sus cinco principios nos invitan a conocer más a fondo este proceso.


Los emprendedores están en todas partes

Este principio parte de la idea que no es necesario tener en mente el plan de formar una empresa en el futuro. Podemos ser emprendedores desde la misma compañía para la que laboramos en este momento. Un empleado es emprendedor cuando toma la iniciativa de cambiar procesos o llevar ideas innovadoras al área en la que trabaja. Si eres de esas personas que nunca se conforman con hacer únicamente las tareas que le son asignadas dentro de su rutina diaria, y por el contrario, buscas enterarte de qué ocurre dentro y fuera de tu organización o como disminuir los tiempos de entrega en determinado proyecto, puedes considerarte desde ya, un auténtico emprendedor. Ser emprendedor es la manera más rápida de ascender dentro de una compañía y también una gran forma de crecer profesionalmente sin invertir una gran cantidad de dinero.

Por otro lado, están las personas que anhelan tener un negocio propio, llevar a cabo una idea, transformada en la entrega de un producto o servicio. Estos emprendedores en algunos casos inician con un presupuesto muy bajo, o buscan financiamiento para realizar su emprendimiento. También se incluye dentro de los emprendedores aquellos que cuentan con un presupuesto amplio para iniciar una empresa o que en la búsqueda de ampliar su mercado, trabajan en la diversificación de sus productos o servicios.

El emprendimiento es gerencia

El inicio de un nuevo producto requiere de organización y evaluación constante de los resultados. Cuando se lanza una Start Up se debe tener en cuenta que no estamos manejando sólo un producto, sino todo un ecosistema de procesos e información que dependiendo de los resultados y acciones que tomemos a corto plazo puede conducirnos al éxito o fracaso de la empresa.

Pueden darse 3 principales casos dentro de la gestión: el primer resultado, que se obtengan un buen margen de ingresos y se confíe demasiado en la forma en que se ha constituido la empresa y no se hagan cambios, o mejoras por no considerarse necesario. En cierto modo la ilusión del éxito puede conducir al estancamiento y a la falta de metodología para hacer mediciones certeras.

El segundo caso, que ocurra un cambio temprano de los fundadores (como ocurrió con Apple y Steve Jobs hace unos años atrás). Esto trae consecuencias a nivel de imagen, innovación, calidad, etc. Particularmente con Apple, dicho cambio a mediano plazo condujo al retorno de Jobs al frente de la organización. El tercer caso, pero no menos importante, cuando se aprecian los errores cometidos en la producción del producto o prestación del servicio y no se realizan los cambios a tiempo o no se crea una metodología adecuada para reorientar el proceso y conducir la dirección de la empresa hacia un mejor destino.

Es necesario validar el aprendizaje

En la aplicación del método Lean Start Up, el crecimiento de números por si solos, no bastan. Este método persigue además plantearse de qué manera nuestro servicio o producto mejora la vida de los consumidores. ¿De qué depende el factor de crecimiento? ¿Cuál grupo social consume más nuestro producto? ¿Cuál es el alcance total? ¿Cómo podría ser el futuro del producto? Estas y otras preguntas, nos permiten afrontar los posibles riesgos de nuestra empresa con el paso del tiempo.

La validación del aprendizaje se presenta por lo tanto, en forma de datos y estos datos nos deben mostrar que los posibles riesgos de la empresa, han sido cubiertos por el producto actual presente en el mercado.

Innovación contable

Más allá de la contabilidad tradicional, toda Start Up en esta era, necesita de otro tipo de mediciones en el campo administrativo. Con la finalidad de mejorar el progreso y sostener el emprendimiento de una manera responsable, debemos concentrarnos también en el aspecto no tan divertido dentro de este concepto. ¿Y cómo hacerlo? Buscando las preguntas correctas en el momento preciso: ¿Cómo se debe medir el proceso? ¿De qué manera se deben priorizar las tareas? ¿De qué manera definimos las fases o etapas de lanzamiento del producto? Todo esto requiere de un nuevo tipo de contabilidad, un timing, tiempos establecidos de inicio, ejecución y culminación de la obra.

Aquí también se mide el comportamiento del consumidor objetivo, su movilización o cambios de preferencias con el tiempo, se toma en cuenta el feedback ofrecido por los consumidores y permite someter a prueba constante el producto, siempre con el objetivo de conseguir mejores rendimientos con el menor desgaste posible. Pero sobre todo para conseguir que nuestro producto no pierda vigencia en el tiempo y estar atentos a los cambios y consecuencias que pudiese afectar también los movimientos de la competencia, en nuestro producto.

Construye - Mide - Aprende

En este punto se concentra el factor más importante dentro del mundo del emprendimiento, comparándolo con las funciones del cuerpo humano, esta parte es el corazón de todo emprendimiento, lo que hace bombear el resto de las ideas y procesos, envuelve toda la mecánica de lanzar un producto al mínimo costo posible, medir el nivel de aceptación o rechazo por parte del consumidor y posteriormente hacer los ajustes necesarios, para mejorar o para descartar la idea (pivotaje, si la empresa decide cambiar o pivotar de estrategia, deberá reiniciar todo el proceso desde cero).

Un comienzo exitoso deberá orientarnos hacia la aceleración del sistema de retroalimentación. No es necesario esperar hasta conseguir el producto perfecto, bastará con que sea lo suficiente bueno, para darlo a conocer al mercado y hacer las primeras mediciones, en esto se basa la idea de fail fast. Contrario a lo que algunos piensan no se trata de que debemos fallar rápidamente, o esperar un fracaso desde el inicio, por el contrario, se busca con ello obtener el aprendizaje que nos conduzca al éxito lo más pronto posible. Esto es lo que se conoce como el Producto mínimo viable, a través del cual recogeremos la mayor cantidad de aprendizaje posible en el menor tiempo y al menor esfuerzo.


En suma, el emprendimiento requiere de determinación, disciplina y compromiso, deseos de empezar a hacer o de mejorar algo ya existente. Un ejemplo de esto lo apreciamos en la empresa Dropbox, partieron de un producto mínimo viable (MVP), el diseño de 3 simples pantallas, de la idea que posteriormente se convertiría en la herramienta que hoy conocemos, lo publicaron en Hackers News en el año 2007 y lograron captar la atención inmediata, con muy buen feedback que les permitió seguir desarrollando el proyecto. Inicialmente presentaron una página de inicio muy básica que motivaba a la gente a registrarse, un video demo y lograron que su lista de espera pasara de 5,000 a 75,000 en un solo día.

fast drafting

themes & ideas